miércoles, 1 de mayo de 2013

Caramba con los Rooibos!

Realmente, al té le está saliendo un buen competidor, se trata del Rooibos. Dicen que, a diferencia del té es relajante en vez de estimulante. A mí, particularmente, cuando quiero que el té no tenga el efecto estimulante, lo dejo un buen rato en infusión para que pierda esta característica y, me he tomado té justo antes de ir a dormir sin que altere mi sueño... aunque eso claro es mi experiencia, puede ser que a otras personas no les pase, pero me resisto a decantarme por los Rooibos, jajaja.

En cualquier caso, he leído un montón de propiedades de los Rooibos... Es un arbusto originario de Sudáfrica, las hojas tienen forma de aguja y de flores amarillas, sus hojas y ramitas son troceadas, fermentadas y secadas al sol y así adquieren su característico color rojizo, también se vende el rooibos verde (sin fermentar). En infusión, se trata de una bebida relajante que ayuda a combatir el estrés, el nerviosismo y el insomnio, se suele dar a los bebés para combatir los cólicos. Se considera, por lo tanto, antidiarreico, aperitivo y digestivo. Alivia los transtornos gastrointestinales y combate las infecciones bacterianas en el tracto digestivo y en la boca.

También tiene efecto antioxidante , útil para combatir los radicales libres, prevenir las infecciones y fortalecer las defensas. Cuando se combina con una dieta saludable, ayuda a reducir el colesterol LDL (el malo), es diurético y depurativo, adecuado para perder peso y previene la retención de líquidos y los cálculos renales.

Yo personalmente prefiero el sabor del té, pero si realmente creéis que el té os produce un efecto demasiado estimulante o en situaciones de gran nerviosismo y estrés, el Rooibos me parece una genial alternativa!

Cualquier diría que de este arbusto que, a priori, 
parece tan "vulgar" se puede obtener algo
con tantas propiedades, ;-D


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada