domingo, 8 de agosto de 2010

Más sobre los Rooibos

Cada vez veo más gente que se aficiona a los Rooibos, que hay que dejar claro que no es una variedad de té, como creí al principio. A mí, de momento, no me entusiasma su infusión, no me acaba de convencer, de todas maneras lo seguiré intentando teniendo en cuenta sus múltiples propiedades que son:

- Actúa como un bálsamo tranquilizante, muy indicado en niños movidos y adultos con estrés.
- Sus taninos actúan como un excelente cicatrizante de la piel, muy eficaz frente a las dermatitis del pañal, las heridas, los eccemas y las urticarias (para ello se debe aplicar una gasa de tisana concentrada de Rooibos sobre la zona afectada).
- Algunos componentes antioxidantes del rooibos protegen la salud del corazón y de los vasos sanguíneos.
- Ayuda a prevenir los calambres en las embarazadas gracias a su aporte en magnesio-
- Ayuda a atajar la diarrea (mejor con zumo de limón, en este caso).
- Ayuda a conciliar el sueño (sobretodo si le añadimos miel), aunque se debe evitar su uso en caso de estreñimiento.

Para tomarlo:

En infusión, una cucharadita por taza de agua hirviendo. Dejar reposar unos minutos, endulzar y tomar de 1 a 3 tazas al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada